Lesiones de guitarra: Como prevenirlas

10 mayo, 2016

prevenir-lesiones-01

Mucha gente suele sorprenderse al saber que es posible causarse lesiones con la guitarra. Normalmente uno no pensaría que puede salir lastimado al tocar. Pero lo cierto es que es más común que lo que uno cree tener problemas en las manos, en la espalda y hasta en las piernas por tocar la guitarra; especialmente si uno es principiante y recién empieza a conocer los secretos de este genial instrumento. En esta nota te vamos a contar cuáles son las lesiones con la guitarra más comunes, y qué puedes hacer para prevenirlas. ¡Comencemos ya!

En 2012 una serie de especialistas en fisioterapia de Barcelona, España, realizaron un estudio en el que evaluaron a 40 guitarristas profesionales. De todos ellos, un 67,5% había presentado alguna lesión por tocar la guitarra en los últimos 5 años, principalmente en la columna y en las extremidades superiores. De ese 67,5% de lesionados, más de un 56% no realizaba estiramientos ni ningún otro ejercicio preventivo antes de tocar. Y solo dos personas de esos 40 evaluados tenían algún conocimiento de ergonomía en la práctica de la guitarra. Por otro lado, más de un 40% de la muestra no había acudido al médico luego de la lesión, y un 59% de las dolencias se habían convertido en crónicas. Un 38% no había asistido jamás al fisioterapeuta, y otro 38% solo iba en el caso de alguna lesión.

Estas estadísticas son alarmantes, ¿verdad? Es realmente impresionante que la guitarra pueda ser capaz de provocar lesiones de guitarra en más de la mitad de las personas que tocan. Y más aún, llega a dar miedo que casi un 60% de esas dolencias puedan volverse crónicas. Vemos que es entonces muy importante, si vamos a aprender a tocar este instrumento y si queremos hacer que nuestra habilidad en las cuerdas dure de por vida, conocer cómo podemos hacer para prevenir lesiones de guitarra y preparar nuestro cuerpo ante posibles molestias.

La principal causa que desata las lesiones con la guitarra es la falta de ergonomía que posee el instrumento de por sí. Habrás notado seguramente que la primera vez que agarraste una guitarra y tomaste la posición , no fue para nada cómodo, ¿cierto? Eso es porque, lamentablemente, el instrumento no es ergonómico. Otra de las cosas que suele suceder es que muchas personas comienzan a aprender a tocar desde muy pequeños. Acostumbran su cuerpo a la guitarra, instrumento no ergonómico ni cómodo de por sí, desde una edad muy temprana; cuando el crecimiento aún no ha terminado. Esto hace que el niño se adapte a una serie de posturas y maneras poco convenientes para el desarrollo corporal; lo cual a largo plazo puede causar dolores y molestias de todo tipo. La espalda se encorva, los brazos se tensan, los músculos se endurecen y las piernas se resienten. Peor aún si somos de tocar en vivo y se nos ocurre ponernos un poquito nerviosos antes de cada tocata. Nada saludable.

¿Qué podemos hacer entonces para prevenir estas dolencias?

En primer lugar, es importante mantener una buena postura. Buscar una silla, sillón, banquito, etcétera, que nos sea cómodo y que nos permita mantener la espalda derecha y las piernas relajadas. Es importante que podamos apoyar la columna en el respaldo para que la cadera no tenga que cargar con todo el peso. Los hombros también deben estar en línea recta, relajados, pero en 90 grados con respecto a la línea de la columna, es decir, para nada torcidos. Debe ser una posición cómoda, tranquila, sin nada de tensión ni de dolor.

Una vez nos aseguremos tener esa posición, acomodemos el instrumento a gusto de forma tal de poder tocarlo cómodamente, sin necesidad de tensionar espalda, piernas o cintura.

Respecto al esfuerzo muscular que haremos con las manos al momento de rasguear o pulsar las cuerdas, vamos a notar que a medida que avancemos con nuestro estudio de guitarra, este va a ir disminuyendo; causándonos cada vez menos dolor. Pero para empezar debemos asegurarnos que ningún movimiento que hagamos al tocar nos represente esfuerzo, molestias o posiciones incómodas.

Es muy importante que a medida que vayamos avanzando en el estudio de la guitarra no dejemos de hacer ejercicios de digitación, porque nos van a dar la flexibilidad y la fuerza necesaria en los dedos para evitar un buen número de lesiones. Los ejercicios de arpegios también son muy útiles para este fin. Pero lo que no tenemos que dejar de hacer bajo ningún concepto es una serie de estiramientos de los músculos clave de los brazos antes de empezar a tocar:

Estos son los ejercicios clave para relajar y ejercitar la columna antes de empezar a tocar:

Es importante que nos tomemos un tiempo para hacer estos ejercicios tanto antes como después de tocar. También es necesario, si pensamos en convertirnos en guitarristas profesionales o semi profesionales, que toquen en vivo con una cierta frecuencia, que consultemos tres o cuatro veces por año como mínimo a un fisioterapeuta que nos pueda aconsejar sobre nuestras posturas al tocar la guitarra y nuestro cuerpo en general; para prevenir lesiones. Y también te recomendamos que, si tienes alguna otra duda acerca de cómo prevenir lesiones de guitarra, te comuniques con nosotros por esta vía. ¡Te esperamos!

¿Como seguir?

Si eres un guitarrista que no sabe nada, te recomendamos ver esta clase: 10 Errores que todos los principiantes cometen

Si eres un guitarrista que toca hace poquito, te recomendamos ver esta clase: Como cambiar rápido de acordes 

Si eres un guitarrista intermedio, te recomendamos ver esta clase: 3 trucos para convertirse en un guitarrista avanzado

#Interés General